EN EL MAR LA VIDA ¡YA NO ES TAN SABROSA!

“Productores gastronómicos artesanales se ven obligados a dedicarse a otro oficio”.

Sin necesidad de ver minuciosamente nuestro entorno, nos podemos dar cuenta como en su paso por el mundo la mano del hombre ha arruinado la naturaleza, día a día un simple y nuevo error se ejerce contra de nuestro planeta.

“Quién no ha visitado Huanchaco un domingo junto a toda su familia y ha disfrutado de la excelencia que nos brinda la naturaleza en cada puesta de sol, quién no ha quedado enamorado su comida, quién no se ha marchado con las ganas de volver”.

En Huanchaco aproximadamente unas 25 Familias de pescadores artesanales que se proveían del mar para sus restaurantes “Huariques”, se han visto perjudicadas por la erosión costera, esto es gracias a la intervención del ser humano, al no dejar que la naturaleza siga su curso normal.

Hoy en día, los antiguos balnearios de Buenos Aires, Las Delicias y Huanchaco están afectados. Particularmente hacemos mención de Huanchaco por ser un balneario que representa la cultura viva de Trujillo y una de las playas más importantes de La Libertad.

El actual vicepresidente de la Asociación de Pescadores Artesanales y dueño del restaurante “Mamaita”, el Sr. Cosme Arzola Ucañan, comenta:

“La erosión costera a afectado a la pesca y por ende a la gastronomía. Antes se tenía alrededor de 30 a 40 kilos diarios de pescado para cada uno, ahora con suerte llegamos a los 15 kg. Y ha destruido las pozas de totorales,  unas 150 se las ha llevado la playa… Ahorita estamos muy escasos de totora esto nos perjudica rotundamente”.

Antes se tenia la totora suficiente para poder armar “los caballitos de totora” que nos servían como medio de transporte para pescar, y así suministrar a nuestros locales de venta de comida “La Mamaita”, al igual que los restaurantes vecinos. Nos caracterizaban por tener pescado fresco (recién salido del mar) en nuestros potajes, por eso habían muchos ingresos, se vendían bastante.

Del mar se sacaba el máximo provecho, en la actualidad un poco menos del 20% de productores de gastronomía artesanal se han visto obligados a dedicarse a otro tipo de empleo, optando entre estos a la albañilería.

Por tanto, todos y cada uno de nosotros debemos ser responsables con nuestro hábitat. Porque “el hombre no hace la tierra, sino la tierra hace al hombre”.

2 comentarios sobre “EN EL MAR LA VIDA ¡YA NO ES TAN SABROSA!

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: